domingo, 17 de diciembre de 2006

Carl Sagan


Nacido en Nueva York en 1934, este astrónomo y sobre todo científico y persona comprometida con el mundo, revolucionó la ciencia para la gente de a pie.

Conocido mundialmente por su capacidad de divulgar la ciencia, como ha demostrado en numerosos libros como "Los dragones del Edén" con el que ganó el premio Pulitzer o la serie para la televisión Cosmos, con la que batió records de audiencia y consiguió varios premios Emmy y Peabody, de la cual apareció posteriormente un libro del mismo nombre.

Pero su legado no sólo se queda en la divulgación, como científico llevó a cabo numerosos proyectos, formuló la hipótesis de la atmósfera de Venus (muy agresiva) posteriormente corroborada. Con la Nasa trabajó en numerosas misiones, diseñó una placa de oro donde plasmaría la cultura humana, el lenguaje de las matemáticas. Este disco se instaló en la sonda Pioneer 10. También diseñó un disco de oro en el que plasmó saludos en multitud de idiomas y algunos sonidos de la fauna de nuestro planeta. Se instaló en la sonda Voyager que abandonó el Sistema Solar hace años camino de quien sabe que mundos...

Pero ante todo cabría resaltar el amor que sentía por la ciencia, sólo comparable al amor que sentía por sus seres queridos. Luchó en contra del armamento nuclear y a favor de todo aquello que favoreciera el bienestar mundial.

Fue seguido por multitud de personas de todo el mundo, en parte a él hoy día hay muchas personas que se dedican a la ciencia en general y a la astronomía en particular. Probablemente no ha habido ni habrá alguien que pudiera plasmar con tal sencillez los conceptos científicos para la gente cotidiana.

Personalmente, no fue él el que me indujo a la ciencia, eso es algo innato en mí, pero sí que me ayudó a entender mejor el mundo. Comprendí mejor nuestra posición insignificante en el Universo, aportando ello un grado de humildad necesaria para con los demás y la vida.

Murió en 1996, miles de personas lloraron y lloran aún su perdida, pero el legado que nos dejó, más allá de sus estudios científicos, es incalculable.

Brindo a que se lea cualquiera de sus obras, pues no resultan demasiado complejas y nos abre la mente del ser humano.

Tú mi cruz y mi libertad

¿Fácil? ¿Quién lo ha dicho? Muchos llegan, llaman a la puerta, intentan acercarse. Otros incluso, antes de eso ya se han ido, quizás no les mereciera la pena, quizás no sabían realmente lo que se iban a encontrar.

Sin embargo, aquellos que se establecieron tampoco averiguaron del todo que había tras el umbral. Conocieron algunas facetas, algunas intenciones incluso empezaron a quejarse por la falta de interacción. Mas, lo que no sabían era realmente ante que se encontraban,situaciones dificiles de entender, razonamientos arduos de explicar... pero poca aclaración se puede hacer ante semejante pensamiento.

Dicen que el mundo está lleno de cosas raras, y a pesar de eso la normalidad es lo que resulta de la mayoría. Visto esto desde una perspectiva un tanto amplia resulta hasta absurdo, pues si cada singularidad es prácticamente única, ¿que hay de normalidad en su conjunto? Quizás entonces las cosas no sean tan de frente como las percibimos, habrá q echar mano de referencias laterales.

Eh aquí el mismo hecho, no hay que suplantar aquello que no nos gusta, se puede simplemente dejar pasar.

Citas

"En la ciencia suele ocurrir que un científico diga "Es un buen argumento, yo estaba equivocado", cambie de opinión y desde ese momento no se vuelva a mencionar la antigua posición. Realmente pasa. Aunque no lo frecuentemente que debería ya que los científicos son humanos y el cambio es a veces doloroso. Pero ocurre cada día. No recuerdo la última vez que algo así pasó en política o religión."

Carl Sagan

"...Después de todo, cuando estás enamorado, quieres contarlo a todo el mundo. Por eso, la idea de que los científicos no hablen al público de la ciencia me parece aberrante".

Carl Sagan

"No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer".
Carl Sagan
"Está dispuesto Dios a prevenir la maldad, pero no puede? Entonces no es omnipotente.
¿Puede hacerlo, pero no está dispuesto? Entonces es malévolo.
¿Es capaz y además está dispuesto? Entonces, ¿de dónde proviene la maldad?
¿No es él capaz ni tampoco está dispuesto? Entonces, ¿por qué llamarlo Dios?".
Epicuro
"No puedo imaginarme a un dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propósitos han sido modelados bajo el suyo propio; un dios que no es más que el reflejo de la debilidad humana. Tampoco creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo: esos no son más que pensamientos de miedo o egoísmo de lo mas ridículo".
Albert Einstein

"La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo, y es triste que tantos la estén malgastando soñando con fantasías espirituales".

Carl Sagan

"Si hablas con Dios estás rezando; si Dios te habla a ti tienes esquizofrenia".

Thomas Szasz


"Estoy harto de todas las religiones. La religión ha dividido a la gente. No creo que haya diferencia entre el Papa usando su sombrero grande, paseando entre feligreses con una cartera humeante y un africano pintándose la cara blanca y rezándole a una piedra".

Howard Stern

"dejadme pensar que no he vivido en vano"
Tycho Brige

lunes, 11 de diciembre de 2006

Amazonas, un mundo en peligro

El Origen de las razas
Los indígenas cuentan que existía un río de leche, y todos los seres humanos eran negros.
Un primer grupo se acercó al rio y se bañó en él. Al salir, su piel había perdido el tono original y se mostraba blanca; de allí salió la raza blanca.
Al retirarse, las aguas del río habían perdido su tono original.Más tarde, otro grupo se acercó y se bañó en él y salieron los orientales (raza amarilla), que quedaron de ese color porque el agua había quedado un poco sucia.
Al retirarse, el agua se encontraba con un tono bastante lejano al blanco original.Llegó otro grupo y se bañaron el el río de leche ya sucio, y de él surgió la raza indígena;
ya con piel más oscura porque no alcanzaron a blanquearse del todo debido a la suciedad del río.
Al bañarse ellos quedó muy poca leche limpia, y el último grupo, sólo alcanzó a sumergir la planta de los pies y la palma de las manos; de ese grupo salió la raza negra