miércoles, 28 de noviembre de 2007

¿Biodiésel? No, gracias.

¡¡Qué bonito!! ¡¡Y qué bien suena!! Sí, ese es el biodiésel. Una de las nuevas mentiras de los gobiernos, la empresas y/o vete a saber quien. ¡¡Usemos biodiésel!! que es más respetuoso con el medio ambiente... ya!! Y yo voy y me lo creo.
Para empezar, ya es dudoso que sea más respetuoso con el medio ambiente. Si bien es verdad que los vehículos que funcionan con este combustible, expulsan gases menos nocivos, estos no dejan de serlo. Si a eso le sumamos que estos vehículos consumen más, ya tenemos que empezar a hacer cuentas a ver si lo que quito de un lado, lo estoy poniendo por el otro.
Pero aquí no acaba la cosa. ¡¡Uy, qué caro se ha vuelto el pan!! Y la leche, ¿cuánto ha subido hoy? Claro como el biodiésel procede en parte de los cereales, y con la demanda subiendo por las nubes, pues los precios de las materias primas, no van a ser menos y suben también. Pues ahora nos fastidiamos y todos los alimentos básicos a ver a cuanto se van a poner...
¡¡Ehh, dónde vas!! ¡Aún no he terminado! ¿De dónde sale el cereal? que yo sepa no cae del cielo. ¿Dónde están los cultivos de cereal? Pues vamos a abrir los ojos y vamos a ver como Brasil es una de las principales productoras de cereales del mundo destinado a biodiésel. ¿Y dónde lo cultivan? Ahí viene lo peor... el Amazonas, ese mundo tan impresionante que hay en Sudamérica, se lo están cargando, entre otras cosas para el cultivo de cereal.
Así que sólo me queda pensar una cosa, que es peor el remedio que la enfermedad. Nos están vendiendo un parche que a la larga va a ser mucho peor, si no, el tiempo lo dirá.

sábado, 24 de noviembre de 2007

Carta al director

Hoy ha vuelto a salir el sol. Como cada mañana, el día se despierta frío y húmedo, con la tenue neblina que aún lo cubre sobre su superficie. Las calles yacen en su sitio, cada una con su decoración que la caracteriza. Los vehículos se movilizan, la gente se dirige al trabajo y todo funciona más o menos de una forma sincronizada, como otros tantos días.
Llega la tan esperada hora del desayuno para tantos trabajadores, momentos que se aprovechan para charlar un rato, ir al servicio y relajarse un poco mientras mojan sus magdalenas en un vaso de leche bien caliente.
De nuevo vuelta al trabajo, el estrés asoma por la esquina avisando de que va a ser un dia ajetreado. Es lo que él quiere, estar a sus anchas, provocar discusiones, malentendidos, en definitiva llegar al caos. Los que no lo aguantan sufren demasiado, a veces incluso peligroso y más de uno ha acabado comido por los gusanos.
La jornada va acabando, comienzan las prisas por salir, el hambre aprieta y el cansancio consume. El caos circulatorio es notable y la espera se demora hasta la desesperación. La polución es alta, el ruido ensordecedor y la tarde llama a la puerta para relevar a la mañana.
Llega el momento de la libertad. Descanso u ocio son dos cosas que se precian con gratitud. La tarde no siempre acompaña, se vuelve fría y tosca en estos días de invierno y si aparece la lluvia no te quiero ni contar. La gente se refugia en casa o en grandes centros comerciales donde pasar el tiempo.
Y antes de darse cuenta, la noche acapara con todo y despide a la tarde con severidad. Aparecen las estrellas y la luna llena resplandece hermosamente.
De nuevo el hambre hace mellas y con el calor de la casa, las familias se reúnen en el salón para degustar la comida, mientras narran su laborioso día o ven juntos la televisión. El sueño aprieta y uno a uno se despiden y dirigen a sus camas. Mañana ya será otro día.

Atentamente, La Rutina.


viernes, 16 de noviembre de 2007

El primer viajero

Hace tiempo ya que salió de la cueva, al igual que el resto. Un pequeño tallo empezaba a sobresalir, verde como el frescor, delicado como una brisa. Pasaban las horas y aumentaba el grosor, surgía la primera rama que daría lugar a la primera hoja y de la cual obtendría las fuerzas para seguir adelante. Salió la primera, salió la segunda, la tercera y así hasta cubrir toda la parte superior formando una cubierta.
Pero no fue todo tan rápido ni fácil como lo pintan. Tuvo que luchar ante distintas adversidades, gusanos, insectos, parásitos, todo aquello que vive en ese mundo. Sus hojas eran devoradas, sus débiles ramas cortadas, arrancadas y aún así seguía creciendo. Tenía la esperanza de llegar a ser fuerte y robusto, aquel pequeño tallo que antaño apareció. Y llegado a cierta madurez, expandió sus ramas, alargó las hojas en busca de algo nuevo, un nuevo lugar, nuevas historias que contar, nuevos mundos de los que aprender, con los que convivir.
Así lo quiso y así luchó por ello. Conoció a otro tallo que, a pocos metros de él, lo llevaba observando desde su aparición. Era más grande, más fuerte y sobre todo más vivo, en definitiva más sabio. Quiso ser como él,prácticamente en todos los aspectos, menos en uno, su edad. Y lo quiso así porque de no haberlo hecho no se hubiera expandido, no hubiera emigrado.
Cogió entonces sus raíces y partió ¡quién sabe donde! Porque no quiso quedarse haciendo compañía a otro como él pero más viejo, sabiendo que permanecería ahí para el resto de sus días.
Comenzó entonces su aventura que con dificultad lograba realizar. Una zona llena de arbustos, enormes árboles, manglares, animales de toda índole y poco espacio para avanzar. Ahora se daba cuenta que con su tamaño cada vez mayor, no podría llegar muy lejos y entonces pensó en que debería haber partido antes, aprender por el camino y no sólo de aquel viejo sabio que rondaba a su lado.
Continuó con su viaje y halló lo que parecía ser un sendero de humanos. Decidió entonces seguir a través de él ya que le proporcionaba un mayor espacio de maniobra. Horas más tarde llegó a la orilla de un enorme río. Veía la orilla de enfrente con alguna que otra dificultad, pero no tuvo miedo, no se echó para atrás. Sabía que flotaba y que por ello nada malo podría ocurrirle. Así que se echo al agua y con paciencia se dijo que ya alcanzaría la otra orilla.
Sin embargo, cometió un error, llegó al río y miró de frente, pero no miró a los lados y a uno de ellos en el sentido de la corriente, a lo lejos, de pronto el río desaparecía, había un corte repentino. Era ni más ni menos que una enorme cascada. Pronto avistó el peligro al ver que la velocidad de la corriente aumentaba conforme avanzaba. Estaba aún en mitad del río y empezó a perder la paciencia, le entraron los nervios y no sabía como salir de aquello. Veía que no le iba a dar tiempo, que llegaría caer por aquel enorme desnivel.
Y así fue como ocurrió. Cayó por la cascada y mientras lo hacía comprendió el porqué los árboles deben permanecer en el lugar del que salieron. Cada uno tiene su lugar en el mundo y cuando se pretende romper esa premisa, puede resultar peligroso.
Tras caer se partió en varios trozos y uno de ellos, la parte más grande del tronco, permanece aún hoy día a la orilla de la cascada, en un pequeña zona arenosa visitada por miles de compañeros suyos, rindiéndole homenaje por haber sido el primero en abordar semejante aventura.

lunes, 12 de noviembre de 2007

No entiendo

No entiendo...
Los presuspuestos dedicados a defensa cuando la mitad del mundo vive en situaciones precarias o muy precarias.
La lucha por las fronteras políticas. Vivimos todos en el mismo sitio y nos matamos por dividirlo.
La pérdida de valores y principios. Promovido entre otras cosas por el ansia del ser humano a tener más y más, el fin no justifica los medios.
La falsedad de los sistemas políticos. Todos malos donde los haya, sólo unos son menos malos que otros.
Las religiones. Hipócritas por doquier, represoras de la mente y causantes de tantos males a lo largo de la historia.
El escepticismo y el pasotismo de países ante diversas causas medioambientales, como el tan afamado cambio climático entre otras cosas.
...no entiendo.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Instalador de Ubuntu

Para la persona que no lo sepa, Ubuntu es un sistema operativo GNU/Linux. Osea es software libre, con lo que todo ello conlleva.
Como sé que el usuario normal es muy reacio a cambiar su Windows, voy a nombrar varias ventajas que ofrece Ubuntu ante el mediocre Windows:
Sistema libre de virus: para un usuario normal es muy muy difícil que su ordenador pueda ser infectado por algún virus, troyano, espía o alguno de la familia jaja.
Es software libre: para el que no lo sepa, que lea la entrada siguiente.
Ofrece mayor estabilidad que Windows. Aquí no existen pantallas azules.
Bueno creo que con esto es suficiente. Y haciendo referencia al título, instalo Ubuntu a quien quiera que contacte conmigo y quiera tenerlo. La condición es el pago por lo menos del desplazamiento al lugar donde tenga que desplazarme y/o para cubrir gastos.

martes, 6 de noviembre de 2007

Las ventajas de usar software libre

El software libre, tal y como dice su propio nombre, es una mera cuestión de libertad. Abogamos porque haya un mundo mejor, la libertad de las personas, la libertad de expresión y sin embargo no hacemos lo mismo con el software. Quizás por desconocimiento, por desinterés, pero sea cual fuere la razón, debemos también exigir que el software sea libre. La gente debería ser libre para usar el software de todas las maneras socialmente útiles.
También hay que aclarar que software libre NO es sinónimo de software gratis. Puede haber software libre gratis o de pago, como por ejemplo el pago por la asistencia técnica.
Básicamente el software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. Esto se explica en 4 libertades de los usuarios de este software:
* La libertad de usar el programa, con cualquier propósito (libertad 0).
* La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición previa para esto.
* La libertad de distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino (libertad 2).
* La libertad de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie. (libertad 3). El acceso al código fuente es un requisito previo para esto.
Así que deberíamos hacer uso de este tipo de software, ya que supone un beneficio para todos y retractarnos del uso de sistemas cerrados como Windows o Mac, que sólo reprimen el uso del sistema y la libertad del usuario.